AGENCIAS

  • Había argumentado que sus empresas se habían descalabrado con la crisis.
  • Ahora pasará 4.000 euros mensuales para la manutención de sus hijos.
  • El Supremo 'indulta' a un padre de pagar la pensión por estar preso.
  • Imponen una pensión a cuatro abuelos para mantener a su nieta.

Ferrari

Disfrutaba de lujos y comodidades, pero no cumplía con la pensión de manutención de sus dos hijos. Algo que va a cambiar a partir de ahora tras la sentencia judicial adelantada por ABC, y que condena a un divorciado a hacerse cargo de los gastos de sus dos hijos.

El hombre, un empresario con varios negocios, se paseaba en Ferrari por Vigo, lugar donde reside, y llevaba una vida a todo tren, pero no cumplía con lo fijado en la sentencia de divorcio de su exmujer: hacerse cargo de los gastos de sus hijos con una pensión de manutención.

El empresario había argumentado que sus empresas estaban en crisis y él prácticamente arruinado, razón por la que suspendió el pago de la pensión. A pesar de ello, la jueza que ha dictado la sentencia condenatoria ha recibido pruebas de que el empresario mantenía un alto nivel de vida. 

En concreto, el divorciado se concedía citas gastronómicas en las que las facturas en mariscadas llegaron a sumar 4.000 euros. También disfrutaba de magníficos hoteles por valor estimado de hasta 5.000 euros, facturas que rebatirían sus penurias económicas.

Por todo ello, la jueza le ha condenado a retomar el pago de la pensión, que ha fijado en 4.000 euros mensuales para ambos hijos, ya que estima que, a la vista de sus gastos, el hombre sí tuvo "posibilidades reales" de hacer los pagos.

Durante todo el tiempo que no pagó la manutención a sus hijos, el empresario seguía viviendo en un chalé de unos 600 metros cuadrados y era socio de un relevante club de veleros de la localidad.

Además, su exmujer percibirá también casi 50.000 euros por la pensión compensatoria y él ha sido condenado a una multa de casi otros 2.000 por abandono familiar.

Radio Online



LOWE CREATIiONS