EP

  • Dani Pedrosa ganó la carrera y Zarco logró la segunda plaza, mientras que Márquez fue tercero tras casi salirse de la pista.
  • Marc Márquez, camino de convertirse en la mayor leyenda del motociclismo.
  • Todos los tiempos | Así queda el Mundial.

Marc Márquez

El piloto español Marc Márquez (Repsol Honda) se ha proclamado este domingo campeón del mundo de MotoGP, por cuarta vez en su carrera, después de terminar tercero en el Gran Premio de la Comunitat Valenciana, en el que ha vencido su compañero Dani Pedrosa, una última prueba del campeonato en la que su rival por el título, el italiano Andrea Dovizioso (Ducati), se fue al suelo a falta de seis vueltas para el final.

De esta manera, el de Cervera se convierte el campeón más joven de la historia en conseguir cuatro títulos de la categoría reina (2013, 2014, 2016 y 2017) y, con su sexto entorchado mundial —con los de 125cc (2010) y Moto2 (2012)—, es ya el segundo español más laureado tras el eterno '12+1' Ángel Nieto, al superar al balear Jorge Lorenzo (Ducati), con cinco trofeos. Con ello, alza el título 48 para el motociclismo español.

En Cheste, ante su afición, todo pasaba por una cosa: mantener la calma, un escenario difícil para un hombre valiente como el de Cervera. Una victoria de 'Dovi' obligaría a Márquez a ser al menos duodécimo, pero partiendo desde la pole la situación aparentaba ser menos crítica.

Así, una vez apagados los semáforos, el catalán mantuvo la posición de privilegio para comandar la prueba, mientras el italiano, que partía desde la novena posición, remontaba posiciones hasta ponerse a rueda de su compañero de equipo, Lorenzo, que rodaba cuarto. Con ello, el de Forlimpopoli se garantizaba un aliado en caso de que el líder del Mundial se viese envuelto en complicaciones.

A falta de 27 vueltas, en la curva 6 Ángel Nieto, el francés Johann Zarco (Yamaha) emergía desde atrás para tomar el mando de la prueba. Márquez, lejos de caer en la provocación, se mantuvo seguro en el segundo puesto, sabiendo que además detrás tenía a Dani Pedrosa (Repsol Honda), que no trataría de perjudicarle.

Tras los Repsol Honda, las Ducati esperaban su oportunidad y se acercaban a sólo cuatro décimas del de Castellar del Vallès. Desde garajes, Lorenzo recibía la orden de dejarse pasar por Dovizioso; sin embargo, el balear obvió o no vio el letrero al paso por la línea de meta hasta cinco veces.

En la cabeza, Zarco y Márquez se intercambiaban adelantamientos, pero el momento crítico llegó cuando, a falta de siete vueltas, el de Cervera tuvo que salvar una caída casi segura; el catalán se pasó de frenada y tuvo que meter la rodilla para mantenerse en pie. Una acción propia de campeón del mundo.

El panorama se desveló sólo una vuelta después, cuando Lorenzo se fue a la grava y, justo a continuación, Dovizioso se iba tras él. Con ello se acababan las aspiraciones del transalpino y se concretaba el título de Márquez. El de Forlimpopoli entraba en el box entre la ovación cerrada de su equipo.

Así, al español le bastaba una tercera posición para celebrar el campeonato. Mientras, Dani Pedrosa ganaba la partida a Zarco y se llevaba su séptima victoria en el Circuit Ricardo Tormo, justo por delante del francés.

En medio del delirio del público asistente en el trazado de Cheste, Márquez tomó su bandera del '93', tras encender la tradicional traca, y dio la vuelta de honor antes de celebrar con sus aficionados su nuevo título, el sexto. Y se presumen más.

Radio Online



LOWE CREATIiONS